Que no te confundan

Que no te confundan. Algunos medios han publicado que la posible prohibición del comercio del atún rojo pone en juego 400 millones de euros generados anualmente en el Mediterráneo (algo que se multiplica por seis cuando se exporta a Japón, en un 80 por ciento). El sector genera 2.300 empleos directos y 4.000 indirectos sólo en España –el país con mayor cuota de pesca del mundo.

¿Pero qué pasa si se acaba el atún rojo? La deducción lógica: desaparece esta industria para siempre.

Ahora mismo, en la cumbre de Doha (Qatar), se discute sobre el futuro del atún rojo: ¿entrará en el Apéndice 1 de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (conocida como CITES), que prohíbe su comercio internacional?

Las posturas son encontradas. Los gobiernos de países pesqueros –acosados por la crisis económica y el poderoso sector de la pesca industrial— son reacios y argumentan que la prohibición del comercio del atún rojo no garantiza necesariamente su protección; los ecologistas señalan que apenas queda menos de un quince por ciento de la población original de atún rojo (destrucción financiada con los fondos públicos de las subvenciones, por cierto) y ven CITES como una oportunidad de salvar no sólo el atún, sino también la actividad pesquera; los pescadores artesanales desean que el mercado intracomunitario no se vea afectado por la medida; y los grandes armadores niegan los fundamentos científicos de ésta.

Pero fundamentos científicos hay. Los informes del ICCAT-SCRS (The International Commission for the Conservation of Atlantic Tunas) y de la FAO avalan la alarma. Está en juego el futuro de una especie que se encuentra en lo alto de la cadena trófica; acabando con él, alteramos peligrosamente un equilibrio natural desarrollado durante millones de años de evolución.

Pese a todo, el Parlamento y la Comisión Europeos ha propuesto que la UE vote a favor de la inclusión; pero quedan muchas incógnitas. No te pierdas esta pugna apasionante y fundamental para la supervivencia del mar tal y como lo conocemos.

Be Sociable, Share!
This entry was posted in Diario de Doha. Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post. Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Post a Comment

You must be logged in to post a comment.